ANTOLOGÍAS
medellín y pr

Caso de Canibalismo

El 11 de agosto de 1928, se conoció el caso de canibalismo más legendario de la historia de Medellín.

Ese día, David Vásquez, mayordomo de la hacienda La Escocia, ubicada en el barrio La Mansión, descubrió lo siguiente en los límites occidentales de esa propiedad: “Una mano crispada saliendo de la tierra, de una palidez impresionante”.

Como los dueños de la hacienda no estaban, el mayordomo corrió a avisarle a las autoridades. En la inspección de permanencia, ubicada en Carabobo, lo recibió el inspector Alfonso Cadavid Uribe: “Doctor, acabo de encontrar el cadáver de un ser humano enterrado en la hacienda La Escocia”.

De inmediato, el inspector Cadavid Uribe llamó al capitán Carlos Arrubla y al doctor Manuel Chavarriaga, jefes de la oficina de investigación criminal, y se trasladó con ellos, el mayordomo y una docena de policías al lugar del crimen, que ya estaba plagado de noveleros.

¿Qué encontraron? El cadáver de un joven de unos 14 años, al que le habían mutilado las piernas: “Le cortaron tres considerables pedazos de carne, del muslo izquierdo y de las caras posteriores de las pantorrillas, y no aparecieron por parte alguna, siendo indudable que el asesino se los llevó consigo, quién sabe con qué fines perversos”. 

Horas después la autopsia reveló que el joven murió por la gran hemorragia que provocó el corte del muslo izquierdo, y que los cortes de las pantorrillas fueron hechos post mortem, con un instrumento mal afilado: “Fue un proceso largo y laborioso”.    

El informe de la autopsia finalizaba con estas preguntas: ¿Qué se hicieron esos trozos de carne humana? ¿La falta de aquellos indicará un regreso ancestral al canibalismo?

Las fotos del cadáver mutilado fueron publicadas por El Colombiano el 13 de agosto de 1928, siendo decisivas para establecer la identidad del nomen nescio, a través de varios lectores que lo reconocieron y fueron a dar su testimonio a las autoridades. ¿Quién era? Roberto de Jesús Múnera, de 14 años, natural de San Pedro, quien se había escapado de la casa en 1922.

Si quieren saber la identidad del asesino y qué hizo con los trozos de carne, vayan al carrusel de imágenes que acompaña este post.

Texto por JFR

ANTOLOGÍAS
medellín y pr

Gardel

El 24 de junio de 1935, ocurrió el accidente aéreo más recordado de la historia de Medellín, el cual terminaría con la vida de Carlos Gardel. El avión, un trimotor Ford F-31, de la compañía SACO, piloteado por un aviador estadounidense, llamado Stanley Harvey…

Cerro Maravilla

El 25 de julio de 1978, cuando se cumplían 26 años de Puerto Rico como territorio asociado de los Estados Unidos, los dos jóvenes de la primera foto fueron asesinados en el Cerro Maravilla, ubicado en el municipio de Ponce. ¿Quiénes eran? Arnoldo Rosado, de 23 años…

Fuego en la UdeA

El 8 junio de 1973, cuando una marcha avanzaba por la Avenida Barranquilla, fue asesinado un estudiante de economía de la U de A, sí, Luis Fernando Barrientos, por un agente del DAS, que le disparó directo al corazón. Tras el disparo, los estudiantes…

Marihuana

El 20 de marzo de 1954, en Sucesos Sensacionales, legendario semanario de crónica roja, se publicó el primer Diccionario del hampa de Medellín. Allí, en una de sus últimas entradas, los medellinenses de bien conocieron la palabra “Trabado”, cuyo significado era este: “Estar…

Hector Lavoe

El 22 de febrero de 1977, se cruzarían los destinos de dos almas atormentadas: Héctor Lavoe y Andrés Caicedo. Curiosamente, como si eso ya estuviera señalado, Héctor cumplía años el 30 de septiembre y Andrés un día antes, el 29 del mismo mes. Ese martes 22, El…

Toño Bicicleta

El 30 de noviembre de 1995, los periódicos de Puerto Rico anunciaban en primera plana la muerte de Toño Bicicleta, el prófugo más buscado de la isla del encanto. Fue abatido por un policía que le disparó con una escopeta en los genitales, dejando que se desangrara…

es_CO