ANTOLOGÍAS
medellín y pr

Fuego en la UdeA

El 8 junio de 1973, cuando una marcha avanzaba por la Avenida Barranquilla, fue asesinado un estudiante de economía de la U de A, sí, Luis Fernando Barrientos, por un agente del DAS, que le disparó directo al corazón.

Tras el disparo, los estudiantes trasladaron a Luis Fernando hasta la clínica Efrén Giraldo, en La Paz con Bolívar, adonde arribó sin signos vitales, “cuando llegó a la clínica ya había fallecido”, por lo que retornaron con el cadáver a la Alma Máter.

En volandas y gritando consignas contra el Estado, los estudiantes ingresaron a Luis Fernando a la ciudad universitaria. Antes de atravesar la plazoleta que hoy, en su honor, se conoce como Barrientos, descargaron el cadáver, arrancaron la cartelera de la JUCO, Juventud Comunista Colombiana, y lo transportaron en ella hasta el bloque administrativo, tercer piso, oficina del rector, quien estaba en Bogotá. Entonces tumbaron la puerta y depositaron a Luis Fernando en el escritorio de la rectoría, donde fue velado por espacio de tres horas.

La velación fue interrumpida abruptamente pasadas las 3 PM, cuando uno de los estudiantes que hacía las veces de campanero sintió un olor a quemado, vio humo y gritó: fuego, fuego, fuego. Antes de que el fuego los alcanzara, los estudiantes salieron a todo correr con los restos mortales de Luis Fernando y, desde la plazoleta que todavía no era conocida con su apellido, vieron lo que se aprecia en la primera foto de este post: el bloque administrativo en llamas.

¿Qué pasó después? Mientras los bomberos luchaban contra las llamas, que amenazaban con extenderse a la biblioteca y el museo, los estudiantes salieron a la calle e improvisaron un desfile fúnebre con el cadáver de Luis Fernando envuelto en una bandera de la U de A. El desfile llegó hasta el centro, donde fue reprimido y dispersado por la policía, dejando un saldo de varios heridos y 180 detenidos. Lo que obligaría a las autoridades a decretar toque de queda y ley seca en todo el Valle de Aburrá. Asimismo, la U de A sería militarizada y clausurada durante tres semanas. Luis Fernando, por su parte, sería enterrado al día siguiente, a las 4 PM, en el cementerio de San Pedro.

ANTOLOGÍAS
medellín y pr

Gardel

El 24 de junio de 1935, ocurrió el accidente aéreo más recordado de la historia de Medellín, el cual terminaría con la vida de Carlos Gardel. El avión, un trimotor Ford F-31, de la compañía SACO, piloteado por un aviador estadounidense, llamado Stanley Harvey…

Caso de Canibalismo

El 11 de agosto de 1928, se conoció el caso de canibalismo más legendario de la historia de Medellín. Ese día, David Vásquez, mayordomo de la hacienda La Escocia, ubicada en el barrio La Mansión, descubrió lo siguiente en los límites occidentales de esa propiedad: “Una…

Cerro Maravilla

El 25 de julio de 1978, cuando se cumplían 26 años de Puerto Rico como territorio asociado de los Estados Unidos, los dos jóvenes de la primera foto fueron asesinados en el Cerro Maravilla, ubicado en el municipio de Ponce. ¿Quiénes eran? Arnoldo Rosado, de 23 años…

Marihuana

El 20 de marzo de 1954, en Sucesos Sensacionales, legendario semanario de crónica roja, se publicó el primer Diccionario del hampa de Medellín. Allí, en una de sus últimas entradas, los medellinenses de bien conocieron la palabra “Trabado”, cuyo significado era este: “Estar…

Hector Lavoe

El 22 de febrero de 1977, se cruzarían los destinos de dos almas atormentadas: Héctor Lavoe y Andrés Caicedo. Curiosamente, como si eso ya estuviera señalado, Héctor cumplía años el 30 de septiembre y Andrés un día antes, el 29 del mismo mes. Ese martes 22, El…

Toño Bicicleta

El 30 de noviembre de 1995, los periódicos de Puerto Rico anunciaban en primera plana la muerte de Toño Bicicleta, el prófugo más buscado de la isla del encanto. Fue abatido por un policía que le disparó con una escopeta en los genitales, dejando que se desangrara…

es_CO